Cerca de 500 migrantes centroamericanos regresan a sus países de origen

Desde que la Caravana Migrante llegó a Oaxaca, alrededor de 500 de sus integrantes se han acercado, de forma voluntaria, a las autoridades migratorias para solicitar el retorno a su país.

En las últimas horas, alrededor de 30 personas se acercaron al módulo de Grupo Beta, instancia de protección al migrante del Instituto Nacional de Migración, que se instaló en el albergue habilitado en Juchitán.

Cansancio físico, pero sobre todo malestar emocional por la ausencia de sus seres queridos, es la razón que los hizo desistir.

Por mis nietos me regreso. Ellos me necesitan allá. Extraño demasiado a mis nietos, a mis hijas”, refirió la migrante hondureña Rosa Antúnez.

Es extrañar a los seres queridos y hasta la tierra propia.

Me hace falta mi familia, mis amigos y estar con gente desconocida me da no sé qué. No, no, no quiero estar aquí, en México, no me gusta esta tierra lejana de mi país”, agregó el migrante hondureño José Antonio López.

El grupo, de alrededor de 30 migrantes, fue dirigido afuera del albergue, para abordar el autobús del Instituto Nacional de Migración. Durante la salida, algunos integrantes de la Caravana intentaron convencerlos de quedarse.
Grupo Beta llevó a los migrantes, en su mayoría de nacionalidad hondureña, a pie de carretera para esperar el transporte. Llegó el Delegado Federal del Instituto Nacional de Migración en Oaxaca y habló con ellos.

Fueron trasladados a la estación migratoria de Salina Cruz, Oaxaca, según informó el delegado, para continuar con los trámites y dar parte a la representación consular de Honduras.

Al llegar a la estación, algunos migrantes ingresaron. Otros fueron guiados a otro autobús y fueron ingresando poco a poco.

El Instituto Nacional de Migración informó mediante el área de Comunicación Social que este grupo de migrantes, y otro que se conformó más tarde, volarán esta noche a su país en un vuelo de la Policía Federal.

Deja un comentario