Victoria no agredió a nadie en Oxxo ni alteró orden en Tulum, revela video

Eran las 6 de la tarde con 41 minutos del sábado 27 de marzo cuando Victoria Esperanza Salazar Arriaza acudió a un Oxxo en Tulum, Quintana Roo, del cual salió arrestada y minutos después fue asesinada por la policía que la sometió en el suelo.

Antes de que el crimen en su contra ocurriera, Victoria entró a la tienda de conveniencia y se dirigió al área de garrafones de agua. Llevaba uno vacío, que al parecer quería cambiar por uno lleno.

https://youtu.be/jR4Qa-PcAc4

Durante el tiempo que estuvo en la tienda hizo distintos movimientos con el garrafón por los pasillos. Los ahí presentes la volteaban a ver y se alejaban de ella. En distintas ocasiones levantó el garrafón y dio vueltas por el establecimiento. Su actuar dentro de la tienda incomodó a alguien que llamó por teléfono a la policía.

A Victoria no se le ve alterando el orden, como argumentó la policía al dar a conocer su detención.

El temor a un garrafón, la discriminación por su condición de migrante y la mala preparación de los policías que acudieron al llamado de emergencia, fueron los elementos que originaron la detención, que acabaron con ella afuera de la tienda sometida en el piso y minutos después, muerta.

Del video al exterior, se ha identificado que la actuación de los policías fue inaceptable y fuera de cualquier protocolo. La mujer policía fue quien la sometió, pero sus compañeros hombres vieron todo y ayudaron a subirla a la unidad, ya cuando había quedado inconsciente.

Fuenre:Milenio

Deja un comentario